Para comenzar ¿nos podrían contar cómo se llama la cooperativa y una pequeña reseña de su historia? 

Somos Cooperativa de Trabajo en Fungicultura Integral Mapu Kufull, “mariscos de la tierra” en mapudungún, tal como el pueblo mapuche se refería a los hongos, debido a su similitud en la recolección. Promovemos los beneficios y bondades que la fungicultura tiene para la salud, el medio ambiente y la comunidad. Entregando acceso a capacitación, asesoría y suministros necesarios para el cultivo de hongos comestibles y medicinales, ya sea a nivel doméstico o con proyecciones comerciales.

Nos conocimos por iniciativa de un par de socios que invitaron a un grupo de personas a un taller de producción de hongo ostra. Después de quedar encantados con esta bella labor, se nos invitó a conformar un emprendimiento, en particular, una cooperativa. Entre algunos ya nos conocíamos de antes, así que no fue difícil comenzar, lo que nos permitió acceder a fondos de SERCOTEC, capacitarnos en temas de gestión y comerciales y comprar algunos activos y materiales para construir un centro de producción de hongo ostra, ubicado en la localidad de Lonquén, Talagante.

Sin embargo, pronto comenzamos a perder socios, aquellos que declararon que no tenían el suficiente tiempo y compromiso para implementar el proyecto. Esto ya por el año 2018, por lo que, desde allí, quedamos ocho socios de los 15 iniciales, por lo que reacomodamos las metas a las capacidades del equipo y seguimos avanzando hasta hoy.

Respecto del cultivo y producción, aún no logramos dar el paso hacia el ámbito comercial, por lo que sólo mantenemos una producción que nos permite experimentar y mejorar nuestros procesos.

Actualmente, nos dedicamos a promover el reino fungi desde talleres presenciales e itinerantes, aunque en este contexto de pandemia, estamos virando a realizarlos en línea. También ofrecemos semilla: micelio de hongo, símil a la semilla de una planta en términos productivos, y suministros necesarios para el cultivo.

 

Antes de continuar ¿nos podrían contar quiénes son las personas que contestaron la entrevista? 

Soy Ignacio Salas, tengo 32 años, gerente administrador de la cooperativa desde su inicio, de profesión Químico Industrial. Actualmente, no puedo dedicar todo mi tiempo a la cooperativa, por lo que mantengo un trabajo de investigación y desarrollo en un laboratorio de envases y embalajes de la USACH. 

Formalmente, contestaré la entrevista, pero he pedido retroalimentación a los socios.

 

¿Por qué deciden agruparse como cooperativa?

Como les comentaba, todo comienza debido a la invitación de tres socios, los que aún siguen activos. Tomamos esta figura, ya que la asociatividad y la organización ha sido un referente para todos los socios de la cooperativa y pensamos que una figura como esta nos representa mejor que una empresa.

 

¿Qué necesidades recuerdan tenían al momento de agruparse?

En general, las ganas de hacer algo que nos gusta: la fungicultura, y con lo que podamos vivir de ello.

 

¿Piensan que fue una buena decisión?

Sin duda lo fue. Todos hemos tenido que aprender muchas cosas que en el colegio ni en la universidad te enseñan, sobre todo sus ámbitos financieros y comerciales. También, nos ha puesto el desafío de escalar una producción de hongos comestibles, lo que vamos logrando, no sin traspiés, pero sin abandonar el desafío.

Actualmente, tenemos mayor fuerza en estos ámbitos y en las dinámicas que todo equipo y organización necesita.

 

¿Cómo se organizan: reuniones, dinero, actividades?

Las acciones se enfocan en reuniones semanales que los encargados de proyectos tienen conmigo en mi rol de gerente como coordinador de las actividades y del presupuesto. Desde un inicio apelamos a la comunicación por internet, ya que vivimos relativamente lejos entre nosotros y sobre todo con un socio que tuvo que irse a vivir a Puerto Montt, lo que tomamos como una oportunidad, ya que también realizamos actividades educativas en esa región.

 

¿Cómo resuelven el tema de los bienes colectivos? Cuándo han necesitado comprar u obtener bienes para todxs lxs miembrxs.

Hasta ahora los bienes no tienen dueños personales, ya que nuestras compras se enfocan en proveer los insumos necesarios para los talleres y la incipiente producción. En ese sentido, hacemos presupuestos e inventarios para llevar el control de los bienes.

 

¿Cuáles han sido algunas de las dificultades que han tenido que enfrentar?

La principal, fue que en poco tiempo se nos fue la mitad de los socios, junto con ciertas habilidades necesarias para este proyecto, lo que solucionamos variando nuestro alcance y objetivos iniciales. En general, también, el poco tiempo que podemos dedicarle a la cooperativa, mientras no rinde suficiente como para mantenerse trabajando al 100% en ella.

 

¿Cuál ha sido el conflicto más complejo que han tenido que enfrentar?

Tuvimos que afrontar la salida de un par de socias que generó algunos roces, pero nada grave, ya que la mayoría lo hizo tranquilamente, después de conversar caso a caso.

 

¿Qué recomendaciones les harían a otras cooperativas con respecto a la resolución de conflictos?

En primer lugar, observar que la mayoría de conflictos son evitables si se establecen las reglas y funciones para afrontar las actividades y proyectos. Es necesario establecer roles definidos y, entre ellos, acordar quién se encargará de resolver estos conflictos, generalmente el gerente, algún administrativo o líder que tenga buena reputación y capacidades para ello.

En segundo lugar, es importante no pasar los conflictos a instancias que no corresponden, como la Junta General de Socios o alguna otra instancia dedicada a resolver otros temas. Por lo menos, tener un filtro, a alguien atento y legitimado para resolver estos temas antes de llegar a instancias superiores.

Por último, sirve mucho para mediar, tratar a los involucrados por separado para comprender la situación antes organizar una reunión con ellos y tratar el tema en conflicto. 

¿Cómo resuelven la entrada de un nuevo miembro a la cooperativa?

Este tema está en debate actualmente, ya que el acuerdo al que llegamos y que está en nuestros estatutos, nos dice que el candidato debe pasar por una entrevista con el gerente administrador para luego pasar por un tiempo de prueba y pagar las cuotas de participación correspondientes.

Tenemos dudas respecto del plazo de prueba y sobre el pago de cuotas de participación, evaluando en el primer caso, acortar el tiempo, y en el segundo, pagar las cuotas con aportes no pecuniarios.

Como les comentaba, es un tema que pronto hablaremos en Junta General de Socios para zanjar la tan necesaria inclusión de más manos.

 

Hemos visto que en varias cooperativas los miembros se dedican a más de un quehacer ¿les ocurre lo mismo? ¿integran los otros saberes de sus miembros a las actividades de la cooperativa?

 Sí, nos pasa a todos los socios-trabajadores, ya que todos debemos trabajar en otros ámbitos para solventar nuestra vida.

En ese sentido, tenemos socios que son técnicos en agricultura ecológica, los que, sin duda, integran sus conocimientos al ámbito del cultivo de hongos comestibles y medicinales.

Otros socios han podido aplicar sus destrezas en construcción, tanto en la ejecución como en la planificación de nuestro invernadero.

En mi caso, poco he podido aplicar la química a la que me dedico, aunque las habilidades de procesamiento de datos y sistematización de procesos, me ha ayudado a abordar los temas administrativos y comerciales.

 

Si tuvieran que dejarle un mensaje a lxs miembrxs de otras cooperativas ¿qué les dirían?

 Que persistan y que planifiquen. Hemos aprendido a la mala las dificultades que trae no planificar al detalle y no tener el control de todos los procesos necesarios para el éxito o consecución de objetivos.

En particular, es muy importante realizar al menos un bosquejo de un plan de negocios para evaluar la pertinencia del proyecto en general y determinar con eficacia los pasos a seguir, sobre todo en una situación en la que el tiempo del personal es escaso.

 

Existe alguna cooperativa que admiren o que llame su atención ¿Cuál y por qué?

Sí, aunque conocemos pocas, aún seguimos un tanto concentrados en fortalecer nuestras capacidades, por lo que poco hemos mirado el panorama y planificado alguna acción asociativa.

Tenemos como ejemplo a la Cooperativa Minka, Cooperativa Jurídica y Coocrear, ya que nos ayudaron con capacitaciones para los ámbitos administrativos, legales y comerciales de nuestra cooperativa y hemos aprendido de ellos.

 

¿Tienen algún sitio o texto que puedan recomendar a otras cooperativas para guiarlos en su proceso?

Sí, el libro ECONOMÍA SOCIAL SOLIDARIA, Programa de Capacitación y Fortalecimiento para Organizaciones Sociales y Comunitarias. De Secretaría de Extensión de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires/UBA, junto al Equipo docente Colectivo La Yunta.

Es una excelente síntesis de las principales áreas a abordar: administración, producción y comercial, con muchas orientaciones prácticas, además, de una buena aproximación al contexto y actores de la sociedad, abordado desde la economía social solidaria.
DESCARGAR MANUAL

No sé si quieren decirnos algo más…

Solo agregar un anuncio para que los lectores nos sigan en redes sociales, Facebook e Instagram a @cooperativahongos o si tienen alguna duda o quieren comprar suministros que nos escriban a cooperativahongos@gmail.com.