La semana pasada nos trasladamos con camas y petacas a la ciudad de Valdivia para realizar nuestra segunda Jornada de Oficios, quedamos muy contentas con todo lo ocurrido, tanto con la actividad como entre nosotras como equipo, fue una buena oportunidad de apartarnos de nuestros quehaceres y dedicarnos de cuerpo entero a conversar sobre estos temas que tanto nos apasionan, permitiéndonos –entre lluvia y comida rica- evaluar lo que ha sido del año y proyectar actividades futuras.

La Jornada tenía como propósito entregar herramientas a cultores de los más diversos oficios y crear redes de colaboración entre ellos. Además de poder descentralizar nuestro trabajo como organización. Con el paso de los días, y al mirar con perspectiva, tenemos la sensación de que logramos cumplir los objetivos propuestos. Llegaron hasta La Cisne Negro una variedad de cultores interesados en las actividades ofrecidas, desde la primera Charla de Identidad y Presencia del Color que impartió la diseñadora Elisa Cordero, todxs estuvimos muy atentxs. Sus reflexiones en torno al color, su historia y la cultura que representan nos dejó mirando los colores de una forma distinta.

Luego se hizo un Taller de Realización de Proyectos a cargo de Javiera Naranjo, quien es parte de nuestro equipo, intentamos entregar a través del ejercicio práctico de la realización de un proyecto todas las herramientas que hemos aprendido y creado en estos años de trabajo como organización, de alguna manera, buscábamos revelar algunos de nuestros secretos a los participantes para hacerse de los recursos que existen en el Estado, y que resultan de mucha ayuda al momento de llevar a cabo nuestros objetivos con relación a la investigación y difusión de los oficios. Durante el taller aparecieron interesantes ideas de trabajo, se resolvieron dudas y se presentó una lista de proyectos a los que pueden postular lxs cultorxs desde la Región.

Después pasamos a descansar las mentes con un poco de agüita caliente y algunos pastelitos para el paladar, donde aprovechamos de conversar entre nosotrxs y conocernos. Posteriormente nos dividimos en grupos de interés donde cada uno pudo participar de alguno de los talleres que se impartirían. Renata Sagredo estuvo a cargo del Taller de Timbres de Goma, el que resultó todo un éxito, quedamos maravilladxs con la posibilidad de crear imágenes de manera artesanal, tallando nuestros propios diseños a mano. Otro fue el Taller de Xilografía a cargo de Javiera Muñoz, también miembro de nuestro equipo, quien pudo explicar a los participantes un poco de la técnica y su práctica, logrando los participantes tallar e imprimir con una cuchara sus diseños.

Paralelamente, en el subterráneo de la casa, se desarrolló el Taller de Madera Curvada a cargo de Marcos García, en él se buscó enseñar a los participantes esta tradicional técnica que consiste en vaporizar una pieza de madera sólida y curvarla con matriz de acero y zuncho metálico. A través del trabajo en equipo de todxs lxs participantes lograron con éxito el cometido.

Terminados los talleres todxs volvimos a la sala central para escuchar la Charla de Estrategias de Comunicación que realizó Diego Huenchur, en ella pudimos advertir las posibilidades que ofrecen las redes sociales como herramienta de apoyo, difusión y visibilización de nuestros propios quehaceres, con el fin de usar las plataformas a nuestro favor.

Para terminar se realizó una mesa de conversación que buscaba responder la siguiente pregunta: ¿Cuál es el contexto actual de los oficios en la Región de los Ríos? el objetivo era indagar en las problemáticas y dilucidar posibles estrategias colectivas de apoyo mutuo. Resultó una conversación interesante, donde los participantes nos contaron un poco sobre las dificultades que existen producto de la población flotante de la Región, las complicaciones -no menores- que trae el clima, y la falta de redes de apoyo que existen entre cultores. Es difícil en una conversación pensar soluciones posibles, pero sí quedamos conectadxs y con cultorxs interesadxs dentro de la Región para seguir pensando posibilidades de encuentro, conversación y apoyo hacia el futuro.

¡Y esperamos que así sea! que podamos aportar como organización a que circule la palabra, que se construyan realidades y comunidades de cuidado entre quienes realizamos oficios, y podamos ir aportando en diferentes lugares del territorio a la reflexión e importancia del hacer y práctica de estos saberes. Para nosotras era fundamental compartir nuestras reflexiones en otros territorios, poder dialogar sobre estos temas que consideramos fundamentales en una época donde se están cuestionando nuestras formas de aprendizaje y también nuestras formas de vida. Creemos sinceramente que el optar por una vida alineada a los oficio es una opción real y posible, que puede entregar interesantes beneficios a jóvenes y/o adultos que opten por ella.

Es por esto que apostamos por el aprendizaje de los oficios, por la posibilidad de dejar, o complementar, nuestros quehacer y aprender actividades que nos resulten más gratificantes y amables con nuestros tiempos y entornos. Y es que pensamos que ningún sentido tiene vivir rodeado de naturaleza si nos pasamos el día entero en una oficina frente al computador. Como dice el texto de Gabriela Mistral que compartimos con los participantes: “Inténtese cualquier ensayo, cualquier aventura, para no continuar en el engaño de falso oficio, que nos dio un padre vanidoso, nada más que por ser el suyo o que nosotros cogimos aturdidamente, y por pereza dejamos sobre nosotros como el hongo muerto”. Ojalá seamos muchxs más los que nos atrevamos a probar nuevas prácticas, que nos atrevamos a preguntar a los antiguos sobre sus oficios y logremos que la vida pase por nosotros con un quehacer querido y genuino.

A continuación les compartimos algunas fotos de la jornada, agradecemos a todxs los participantes, a La Cisne Negro por el espacio, a Color Animal por auspiciar una vez más nuestra actividad, y especialmente, a nuestra representante en Valdivia: Javiera Muñoz, por el tiempo y cariño entregados para que la actividad se pudiera desarrollar con éxito. ¡Esperamos volver pronto!