Ese es mi enfoque, más que vender cantidad, a mí me interesa que la cerveza sea buena. Y por suerte ya, hace unos 2 años, logré estabilizarme en la producción a nivel de calidad.

¿Quiénes forman parte de Cerveceria Antupirén en este momento?
Yo soy el que prepara las cervezas, y hago todo el proceso de embotellar. Valentina participa en el proceso de difusión y de imagen; como ver etiquetas, hacer arreglos. También me ayuda en las ventas, y otras funciones, dentro de los tiempos que le puede dedicar, porque ella trabaja tiempo completo. Pero yo soy el que está al 100% con esto.

¿Cuáles son los ingredientes de la cerveza? Y ¿dónde los consigues?
Los ingredientes básicos son el agua, levadura, malta y lúpulo. Estos los consigo en tiendas especializadas en Santiago; como la Casa Trinidad, la Mini Cervecería, y el Mundo Cervecero. El más antiguo es Mini Cervecería que lleva unos 10 años, los demás son más nuevos, hace cinco años, por ahí. Lo bueno de acá es que no falta nada, se encuentra: la malta, el lúpulo, las levaduras, clarificante. Dependiendo de la tienda, encuentras los equipos, los fondos, los fermentadores, etc.

¿Cómo es el tema con el agua?
El agua acá todavía está estable, se habla de estrés hídrico a nivel agrícola, de producción, pero el de consumo humano es mínimo. Acá lo que consume agua son los árboles, los eucaliptos, y las vacas. Pero para consumo humano se proyecta estable, para al menos unos 10 años de estabilidad. En caso de que no hay agua en el pozo, se trae en camiones el agua, y aun así no es caro, no es de difícil acceso. Así que no hay problema con el agua, es de buena calidad, no tanto bicarbonato. Es mucho mejor que en Santiago, no viene tan clorada, y acá está menos tratada que en Santiago.

¿Cuántos tipos de cervezas realizas?
Yo estoy haciendo ahora seis tipos de cerveza: IPA, Amber Belga, Porter, Dry Stout, la de Trigo Wheat Beer y la Heffeweizen. La gracia es que como el equipo es pequeño, tengo un abanico enorme, puedo hacer cervezas distintas, y eso es lo que he estado haciendo desde hace unos seis meses, porque antes trabajaba con tres recetas fijas. Pero me di cuenta que hay muchos estilos, oficialmente existen alrededor de 500 variedades de cervezas inscritas, y fuera de eso encuentras más. Entonces, frente a esto, me dije que no me podía quedar en tres solamente, por lo que en eso he estado. Este año he sacado nueve producciones y las nueve han sido todas distintas.
En la que digo, voy a hacer una cerveza negra, que va a tener sabor a pasas, va a tener aroma un poco a hierbas, o no sé, a pimienta. Cuando está lista, la pruebo, y sí está dentro de mi bagaje sensorial y de los parámetros que dibujo antes de hacer la cerveza. Por ejemplo, pienso esta cuestión quiero que tenga sabor a toffee, cuál de estas maltas me aporta ese perfil, entonces empiezas a estudiar ahí, que la malta es 100 grados, escala a 250 y hay un montón de cuestiones que uno va aprendiendo en el camino y ahí vas dibujando tus cervezas, dependiendo la cantidad de amargor, el color, el aroma, toda esa cuestión uno la va realizando antes de hacer cervezas, y obviamente me baso en recetas de cervecerías buenas.

¿Ese material es fácil de conseguir?
Sí. Hay harta literatura. Eso sí que en Latinoamérica está poco desarrollada este mundo de la cervecería. En Chile, es un polo bien potente junto con Argentina y Brasil. Ahora de a poco, ya están enganchando otros países, Por ejemplo, Colombia. Cuando fui, el año pasado, estuve con unos colegas cerveceros de allá y me decían que había 300 cervecerías en todo Colombia. Y, acá en Chile, hay más de 750 cervecerías inscritas, siendo que Colombia es mucho más grande que Chile, por lo que da cuenta que es un campo más desarrollado.

¿Cuál es la que más se vende?
La IPA, Indian Pale Ale. Es la típica cerveza bien amarga, bien lupulada, esta cerveza llegó por moda a Chile, pero la verdad es que es bien rica.

Pero tú, ¿crees que la gente prueba las cervezas por moda, o hay un consumidor más experto en cervezas?
Por suerte ya el personaje que consume cerveza artesanal se educa. Por lo menos sale de las típicas cervezas artesanales; son la rubia, roja y negra. La persona sabe que dentro de esos tres colores hay una cantidad importante de variedades de cerveza.

¿A quién le vendes tus cervezas?
A amigos básicamente, y amigos de mis amigos y así. Es todo de boca en boca, eso responde porque la cerveza que yo hago es buena. Ese es mi enfoque, más que vender cantidad, a mí me interesa que la cerveza sea buena. Y por suerte ya, hace unos 2 dos años ya, que logré estabilizarme en la producción a nivel de calidad.
Y lo otro son eventos privados, casamientos, por ejemplo, donde me piden 100 litros de cerveza. Yo les ofrezco el tipo de cerveza que van a querer, por lo general siempre les doy la opción de que ellos elijan. Hay unos que saben más, otros que saben menos, y me dicen ya, una que tenga unos 6 grados, que sea rubiecita, que no sea tan pesada.

¿Participas en ferias?
Las ferias son más complejas de participar para mí, por el tema de que no tengo resolución sanitaria, no puedo participar en cualquier parte. Por ejemplo, yo no puedo participar en la fiesta de la cerveza, Oktorberfest en Malloco, porque no tengo resolución sanitaria. Es un requisito. Es por eso que las ferias en las cuales he participado ha si sido organizada por productores cerveceros que están en la misma condición que yo. Se organizan, se monta un evento con fecha determinada y participamos 5 productores, pero somos muchos más. Somos alrededor 20 casas cerveceras indocumentadas de Santiago, Rancagua y Concepción. Entonces se arma algo y dicen de los 20, van a ir estos cincos a esta feria y después para la próxima participan otros cinco, y así nos vamos rotando.

Entonces hay buenas relaciones entre ustedes
Sí, es que tiene que ser así, porque de otra forma no funciona. Por ejemplo, el otro día, iba a un evento y me di cuenta que se me estaba acabando el cilindro de CO2, que es para empujar la cerveza para que salga por el grifo. Y acá, en Casablanca estoy en medio de la nada. A nivel de poder acceder a comprar este aparato. No sabía qué hacer, porque ir a comprar el cilindro me quedaba más lejos. Así, que le pregunté a un colega si tiene un cilindro que me pudiese prestar y me dice sí, ven a buscarlo. Entonces hay un apoyo, y se resuelven de los imprevistos.

¿Cómo conociste a los demás productores?
En Facebook, en los grupos de cervecería artesanal chilenas, también existen foros. Las personas preguntan por equipamientos más o menos pesados, o algún requerimiento más específico. Uno va respondiendo, después surge la pregunta sobre qué cervezas produces y terminas intercambiando cervezas en la casa de alguno.

Volviendo al tema de la formalización, ¿Qué tan cercas estás para sacar la resolución sanitaria?
Este es el año que tengo que realizar este trámite. Compramos este terreno en Casablanca, con la proyección de construir una cervecería. Por lo que, contamos con la infraestructura necesaria para legalizar la producción de cervezas. Y ya contando con el espacio, y teniendo todo dentro del marco de lo legal, se realiza el trámite y estaríamos listos.
Este mes, empezamos con la construcción. Primero empezaremos con la excavación para la cava, la cual durará alrededor de 3 semanas, y después con la construcción de la cervecería.