Primero, se podrían presentar. Nos podrían contar un poco de su historia.

Nos conformamos hace seis años, dada la necesidad de compatibilizar la vida laboral con la vida familiar. Al ser mujeres, nos encontramos en condiciones sociales desfavorables, por lo que encontramos en la figura de la Cooperativa, una oportunidad de organizarnos de manera horizontal para satisfacer nuestras múltiples necesidades.

Funcionamos como empresa Cooperativa desde agosto del año 2014, como organización dedicada al Servicio de Aseo Clínico y no Clínico. Somos un grupo compuesto exclusivamente por mujeres en situación de vulnerabilidad de la comuna de Recoleta. Y en poco más de cuatro años de funcionamiento hemos logrado gestionar una organización productiva, donde nos enfrentamos a la discriminación de género y desigualdad salarial. Para ello contamos con la participación activa de todas nuestras socias y colaboradoras para el desarrollo y fortalecimiento de nuestra Cooperativa.

Antes de continuar ¿quiénes son las socias que darán la entrevista? ¿se podrían presentar?

Mi nombre es Diana Cortés Honorato, en estos momentos tengo el cargo de Presidenta, soy socia fundadora, teniendo dentro de la Cooperativa seis años de actividad. Mi edad es de 48 años y mis funciones son administración, supervisora y auxiliar de Aseo

Y yo soy Andrea Álvarez Soto, mi cargo en la Cooperativa es de Representante Legal y Gerente General. También soy socia fundadora, estoy hace seis años participando de la Cooperativa. Tengo 42 años y mis funciones dentro de nuestro trabajo es el de la Administración Contable, Supervisora, Chofer y Auxiliar de Aseo.

¿Por qué deciden agruparse como Cooperativa?

Nos agrupamos como Cooperativa de Trabajo, por una necesidad de poder compatibilizar nuestros tiempos con la crianza, estudios o diversas necesidades de nuestras socias que no podían optar a un trabajo de tiempo completo. También así poder contar con mejores condiciones de trabajo y sueldos.

¿Qué necesidades recuerdan tenían al momento de agruparse?

Las primeras necesidades eran tener un ingreso extra para poder aportar en nuestros hogares, independencia económica para poder tomar decisiones con nuestras vidas personales. Poder dar la posibilidad a nuestros hijos de mejores condiciones de estudios. Y también, otro factor importante, era poder postular a viviendas dignas y propias.

¿Piensan que fue una buena decisión?

Para nosotras es la mejor decisión que hemos podido haber tomado en el camino del emprendimiento, ya que el mercado te muestra un emprendimiento individualista el cual te hace auto explotarte al máximo para salir adelante. Si bien es cierto en este proyecto hemos puesto muchas horas de trabajo, pero éstas nos han hecho conocer muchas experiencias de trabajo las cuales valoramos enormemente y nos llevan a entender el trabajo dentro de otro concepto de vida.

¿Y cómo se organizan en el día a día: reuniones, dinero, actividades?

La forma de organizarnos al principio fue de prueba y error, ya que todas somos dueñas de casa, lo cual, nos llevaba mucha exigencia de cumplir las labores de casa y compatibilizar el trabajo y la organización de nuestra Cooperativa. Y bueno, también el machismo de las parejas de nuestras compañeras, era el mayor problema en un inicio y es algo a lo que debemos seguir afrontando hoy en día.

En los primeros años de Auxilio fue mucho trabajo de voluntariado, después nos fuimos encontrando con otras Cooperativas las cuales se dedicaban a otros rubros, entre ellas conocimos a Coocrear, quienes nos ayudan a la Administración Contable y Jurídica de la Cooperativa. Hicimos una alianza Coocre-Auxilio, lo cual nos permitió tener todo más ordenado, con la asesoría de ellxs abrimos una cuenta corriente en el banco, lo que daba más transparencia para dar informe mensual de los flujos de caja de nuestra Cooperativa.

Con respecto a las actividades extras que hacemos como Cooperativas, están las que realizamos para otras Cooperativas en base a nuestras experiencias, pensamos que podemos aportar con este proyecto a otras Cooperativas de trabajo de oficio.

¿Cómo resuelven el tema de los bienes colectivos? Pensando cuando han necesitado comprar u obtener bienes para todas las miembros.

Por el momento sabemos que todo lo que es un bien material que hemos adquirido hasta la fecha es colectivo y puede ser usado por todas. Y en los presupuestos de los proyectos se deja un ítem para poder comprar insumos cuando se puedan necesitar. También en los fondos que hemos postulados tratamos de incorporar las máquinas más tecnológicas y eficientes que podamos adquirir para nuestro oficio. Es la única forma que tenemos de poder adquirir los bienes colectivos más caros.

¿Cuáles han sido algunas de las dificultades que han tenido que enfrentar como cooperativa?

Al principio de la Cooperativa, la principal dificultad era no tener el capital suficiente para poder levantar los proyectos que queríamos trabajar, o sea, flujo de caja suficiente para poder cumplir nuestras obligaciones, saber cómo calcular los costos directos e indirectos de cada proyecto, llevar una contabilidad general en Cooperativas. Saber hacer trámites ya sea presenciales o por plataformas en línea. Eran varios desafíos, ya que, nosotras sabíamos hacer nuestro oficio y lo otro lo realizaba el patrón.

Lo maravilloso que ocurrió es que se fue levantando el área de Administración, aprovechando los mismos conocimientos de compañeras que habían estudiado técnicos profesionales en la Educación Media, y estos los complementamos con los conocimientos de nuestros compañeros de Coocrear que nos estaban comenzando a ayudar.

La otra dificultad es la poca equidad que se tienen en las plataformas del Gobierno, para quienes quieren trabajar con ellos, ya que, por lo que vemos algunos procesos licitatorios están diseñados para las Empresas más grandes y las empresas como nosotras quedamos fuera.

La otra dificultad es poder llegar a otras trabajadoras que quieran ser parte de Auxilio, como socias. Para nosotras es importante poder contar con más socias, no por las mejores condiciones de sueldos, sino por lo hermoso que es este proyecto y lo que podemos contribuir a nuestra sociedad o ayudar a otras compañeras para poder sacarlas en algunas situaciones extremas que viven, por ejemplo: vivienda, salud, educación, machismo, alcoholismo, drogadicción, violencia intrafamiliar, etc.

¿Cuál ha sido el conflicto más complejo que han tenido que enfrentar internamente?

Los principales conflictos internos son el conocernos como personas y compañeras, primero. Y luego poder formar un lazo de confianza entre las socias de Auxilio, ya que como siempre lo decimos: Auxilio salió desde un experimento de las Incubadoras de Cooperativas, las cuales ofrecieron a seis mujeres la posibilidad de hacer su emprendimiento desde un oficio y transformarlas en Profesionales del Servicio de Limpieza.

¿Cómo fue eso de las Incubadoras de Cooperativas? ¿Nos podrían contar un poco más?

En el año 2014, dentro del Departamento de Desarrollo Productivo de la Municipalidad de Recoleta, se creó un departamento que se llamaba, Las Incubadoras de Cooperativas. Dentro de los funcionarios que estaban trabajando en fomento productivo tenían la idea de hacer Cooperativas de trabajo: poder formarlas, constituirlas y hacerlas andar. Sobre todo, en los rubros que eran más precarizados dentro de los municipios. como son los servicios de aseo, clínico y no clínico, los servicios de aseo en áreas verdes y la recolección de basuras. Además, también se encontraban las áreas de costureras, pasteleras o repostería, pero yo recuerdo que en ese tiempo los únicos que pescaron esta idea que dieron estos compañeros del área de fomento productivo fuimos solo dos grupos, entre esos estábamos nosotras.

Dentro de este proyecto ellos impulsaron a los líderes de ambas Cooperativas para formalizarse en Cooperativas de trabajo con todo lo que decía la ley con respecto a las Cooperativas, pero fue muy al ras todo, hicieron la documentación, nos fueron explicando y finalmente juntaron a seis mujeres y nos crearon como Cooperativa Auxilio te limpio.

Entonces, ambas Cooperativas fuimos como un experimento. Ambas tuvimos muchos problemas en nuestros comienzos. Yo creo que nosotras logramos subsistir gracias a nuestra perseverancia y constancia. Y en ese entonces, 2014, 2015, yo conocí a Cooenergía, dentro de conversatorios, encuentros, después de eso fuimos conociendo a otras Cooperativas, nos fuimos juntando y ahí se creo, posteriormente se decidió crear la Federación Trasol.

¿Y cómo fue eso? Entonces ustedes estuvieron en los inicios de la Federación Trasol.

Claro, estamos desde el comienzo. Es que en ese momento que te cuento nos fuimos dando cuenta que las Cooperativas que estaban saliendo de oficios en los municipios estaban con hartos problemas dentro de los socios, problemas con respecto a la idea y función de crear una Cooperativa de trabajo. Porque es importante entender que generar Cooperativas de oficios con personas que en muchos casos no tienen educación completa hace que sea totalmente diferente a las Cooperativas que se crean por una ideología, por un convencimiento y decisión de cooperativizarse. Por ejemplo, a los compañerxs que salen de la universidad les han mostrado miles de modelos o caminos que pueden seguir en sus profesiones, ellxs van tomando esta decisión de cooperativizarse por una ideología, y también porque ya tienen otras necesidades cubiertas.

A qué se refieren con respecto a esa diferencia, podríamos profundizar un poco más en aquello.

Es que es totalmente diferente, a nosotras que somos mujeres, que estamos siempre priorizando la crianza, el cuidado de nuestros padres, algunas sin estudios o estudios básicos, al lado de esposos o parejas machistas, con muchas necesidades de llevar el pan a la casa, desde luchar por tu hogar, tu vivienda digna, poder desarrollarte profesionalmente o como mujer.
Yo creo que son dos perfiles totalmente diferentes del cooperativismo de oficios, porque el que viene desde el idealismo dice: yo me quiero cooperativizar porque quiero trabajar así y mis ideales me llevan a trabajar dentro de este modelo, dentro de este marco de la economía social y solidaria.

Y para terminar con esta experiencia que vivieron en la Incubadora de Cooperativas, nos podrías decir qué opinión tienen con respecto al trabajo que se realiza desde los municipios con respecto a las Cooperativas.

Paralelo a la Municipalidad de Recoleta recuerdo también había estado la municipalidad de Maipú implementando este tipo de sistema de trabajo desde oficios, y después empezaron a salir otras municipalidades más que hasta el día de hoy continúan, como: Valparaíso, La Pintana, La Granja, La Florida. Yo no sé si es bueno o es malo, pero hay que tener ojo, porque igual dentro de las formaciones que están haciendo hay mucha desinformación, porque crear una Cooperativa de trabajo viene desde un convencimiento de que tú como persona quieres hacer un cambio no solamente por tener un trabajo digno o sueldos dignos, sino que también porque es una forma de vivir el cooperativismo día a día, dentro del trabajo, en la toma de decisiones, de no pasar a llevar, de también cumplir, son varias cosas

Pasando a otro tema ¿Qué recomendaciones les harían a otras Cooperativas con respecto a la resolución de conflictos?

Cuando una es parte de una Cooperativa, para poder resolver nuestros conflictos tenemos que saber que las decisiones que tomemos deben ser para el bien común del grupo y la Cooperativa, y tener el poder de aceptar críticas constructivas. También saber que siempre vamos a tener que responder a nuestros clientes de forma profesional.

Si tuvieran que dejarles un mensaje a los miembros de otras Cooperativas ¿qué les dirían?

Creemos que las personas que han experimentado las mayores tristezas son las que siempre se esfuerzan más en hacer a otros felices. Porque ellos saben en carne propia lo que es sentirse desolados y abatidos. Y no quieren que nadie más se sienta así.

Sólo le dejamos este texto para que puedan analizarlo en la perspectiva de poder levantar su propia Cooperativa.

Existe alguna Cooperativa que admiren o que llame su atención ¿Cuál y por qué?

Es muy difícil dar respuesta a esta pregunta. De las Coopertivas que hemos conocido en estos seis años, hay varias que admiramos porque son Cooperativas conformadas en su mayoría de oficios o para potenciar la región, ciudad o comuna donde viven y poder generar fuentes de trabajo dignos. Y son:

Espacio para ti
Ecolety
Primave
Jatun Newen (en sus principios, ahora no tenemos mucho contacto)
Cooperativa de Trabajo Chiloé-Gourmet
Cooperativa de Valparaíso CAV (creada hace poco)
Cooperativa Renacer
Cooperativa de Abastecimiento La Manzana
Cooperativa Permacultura

En cuanto a Cooperativas de profesionales, los cuales buscaron transformar sus privilegios y poner a disposición sus conocimientos profesionales a la comunidad, podemos mencionar a:

Cooperativa de Trasol
Coocrear
Red Genera
Centro Alerta
Kincha
Cooenergía
Jurídica

¿Tienen algún texto que puedan recomendar a otras cooperativas para guiarlos en su proceso?

Como integrantes de la Cooperativa de trabajo Auxilio te Limpio, no sabemos mucho de libros o conocimientos académicos del Cooperativismo. Pero sí lo que sabemos que desde Trasol se han formado experiencias reales de Cooperativismo de Oficios y Profesionales, los cuales llevan años levantando la Economía Social y Solidaria. Como también hemos encontrado profesores, estudiantes, universidades o profesionales, los cuales nos han guiado y ayudado para poder seguir con la Cooperativa.

Como Andrea, me ayudó mucho el libro Sin Patrón, el cual me abrió mi mente para ver el trabajo de otra perspectiva.

¿Les gustaría decir algo más?

Saludos fraternos y esperando que se encuentren todxs bien.